ASPECTOS BÁSICOS LOGÍSTICA

Búsquedas relacionadas: Tradex, transporte internacional de cargas, empresas de transporte de carga, empresas de transporte

Para satisfacer al cliente, no sólo hay que ser capaces de proporcionarle un producto que cumpla o supere sus expectativas, ese producto debe estar disponible y ha de ser competitivo.

Lograr la máxima eficiencia en la cadena de suministro es el objetivo de una buena gestión logística. Además, los oferentes no están solos en el mercado, a no ser que se trate de un nicho inexplorado, cuando se ingresa a un mercado específico ya existen otras opciones previamente. Así que es fundamental diferenciarse y gestionar bien la logística que permite este aspecto.

El transporte es un elemento esencial de la cadena, tanto que algunas empresas han tenido incluso que modificar su producto de manera de poder trasladarlo hacia el consumidor: es necesario contar con las longitudes adecuadas, las formas de carga, vehículos (montacargas y otros) y la especialización de trabajadores que puedan llevarlo a cabo.

Por otra parte, no sólo el transporte, sino también los trámites aduaneros pueden ser determinantes para el desarrollo de una buena operación. Ya que las recetas para la gestión logística varían según la empresa que hagamos referencia (cada una aplica aquel que considera más conveniente según el producto que fabrica, los mercados a los que se dirige y los recursos de que dispone) aquellas empresas que tampoco son específicas de transporte, subcontratan personal para esta tarea de manera que el mismo llegue a destino.

En el caso de la exportación, es poco recomendable que una empresa gestione todos los aspectos que abarca la logística, y generalmente se apoya en un transitario -o de forma más permanente- con un operador logístico. Este último tiene una visión global de toda la cadena de suministro, es decir, además de incluir el transporte, también se encarga del trabajo aduanero (oficinas públicas gubernamentales), la gestión de la información, la preparación de la mercancía y controla directamente el tiempo de entrega. En caso de que lo pautado no arribe a tiempo, puede ocasionar la pérdida de la venta pero también una penalización más severa.